hay posts más recientes

viernes, 11 de noviembre de 2011

la maravilla de la isla de taketomi, en pleno okinawa

en este post os vamos a contar la escapada que hice con fernán, mi amiga la olympus y su dueña, la chica del minuto 18 al 22, a una de las islas más bonitas de okinawa: taketomi (竹富島). okinawa es un grupo de islas semitropicales al sur de japón, a la altura de taiwán, que tienen gastronomía, bebida, idioma y por supuesto costumbres totalmente diferentes del resto de japón.

taketomi es una isla maravillosamente conservada, con calles de arena blanca y casas del estilo ryūkyū (集落). tiene una minúscula población de 361 habitantes y sólo se puede llegar en barco desde ishigaki (son sólo 10 minutos).....y el sitio es una pasada, si váis a okinawa no dejéis de verlo! y si podéis dormir allí mejor todavía, así cuando os levantéis tendréis todo el pueblo para vosotros, sin turistas :)



sus calles relajan y te hacen preguntarte constantemente qué haces viviendo en una mega urbe de asfalto y hormigón y por qué no lo dejas todo y te vas a disfrutar de la paz allí. las casas, todas con sus muros de piedra volcánica y con sus patios interiores, con sus huertos, con sus omnipresentes flores....y con sus esculturas de leones-perros shisa, que en la mitología okinawense protege de los espíritus malignos: el león-perro con la boca abierta ahuyenta a los espíritos malignos, y el león-perro con la boca cerrada hace que los espíritus buenos se queden en la casa...
 

otra característica típica de taketomi son los búfalos de agua (suigyūsha 水牛車), aunque la verdad es que no es más que una turistada cruel que tiene a los pobres animales para arriba y para abajo sin ningún sentido claro...porque para recorrerse la isla no hace falta otra cosa que un par de piernas y una botella de agua -el verano achicharra aquí-, o en su defecto una bici, que puedes alquilar.

y flores, flores y más flores. de todos los colores y los aspectos, grandes y pequeñas....de esas que para fotografiarlas tienes que pedirlas permiso, te mirarán tímidas y con algo de miedo, pero si las guiñas un ojo y las sonríes, seguro que se ríen nerviosas y al final te dejan echar la foto.....

y playa, claro, que para eso estamos en okinawa, donde sin ningún tipo de dudas están las mejores playas de todo japón. playas con coral para aburrir, para los que les guste el diving, y con fina arena blanca que en realidad no es arena blanca sino minúsculas estrellas con formas caprichosas (en serio!)...bueno, que un sitio de esos que cuando te vas en el barco de vuelta a casa lo haces mirando hacia atrás con una sonrisa....y un suspiro :)

2 comments:

LuisaArellano dijo...

¡curioso, las paredes de esas calles me han  recordado muchísimo a las  del pueblo donde nací. Qué maravilla! 

Fernán Izquierdo dijo...

jejeje....qué curioso...aunque igual es porque tienes algunas raíces ocultas en japón, luisa ;)

Publicar un comentario en la entrada