hay posts más recientes

jueves, 17 de febrero de 2011

japan & business

japón es conocido por estar a la vanguardia de la tecnología, por tener mega corporaciones que dominan los mercados mundiales, por tener una estrictísima cultura empresarial basada en el esfuerzo, la perseverancia y el perfeccionismo que les hizo salir del caos de la segunda guerra mundial para convertirse en una potencia mundial...

todos estos factores se pueden reconocer fácilmente desde los miradores de los rascacielos de shinjuku, el pleno centro financiero de tokyo. el motor del país. torres y más torres, luces y más luces (la mayoría de ellas encendidas hasta el último tren), ascensores que suben, ascensores que bajan. para mis sensores de humilde cámara de fotos, no hay duda de que es la civilización extrema.

la megaurbe.





sin embargo, fernán me cuenta que las cosas están cambiando en japón. a mí la economía no me interesa especialmente, más bien nada, pero fernán me dice que siempre hay que estar con los ojos abiertos atento a lo que pasa alrededor (aunque en el fondo creo que a él también le interesa más una puesta de sol que un gráfico de inflación, pero bueno).

el caso es que hace un par de días se publicaba (de forma oficial, la noticia se sabía desde hace seis meses) que china acaba de superar a japón en la segunda posición de países con mayor producto interior bruto en todo el mundo. estados unidos sigue primero, aunque se estima que en quince años los chinos también les pasarán a ellos, y japón ha pasado al tercer puesto.


las causas son muchas y muy complejas. para los que quieran profundizar este excelente artículo de the economist hace una radiografía en alta definición explicada para alumnos de primaria como yo. del artículo fernán me ha dicho que me quede con que el principal problema de japón es el propio japón. por qué? pues porque su modelo de negocios no ha sabido modernizarse y adaptarse a un nuevo entorno globalizado. por ejemplo:
  • está basado en rígidas jerarquías de edad: no se prioriza el talento sino la experiencia. hay que seguir la ruta en la empresa, empezar por abajo e ir subiendo poco a poco, haciendo lo que tus superiores te dicen, sin proponer nuevas ideas, sin cuestionar cosas, simplemente asumiendo. da igual que seas un cenutrio o el próximo einstein.
  • esta jerarquía además es profundamente machista: sólo el 8% de los ejecutivos son mujeres (en estados unidos son el 40%, y en china el 20%!!). su salario suele ser el 60-70% del de los hombres. no se deberían dar cuenta los japoneses de que el punto de vista femenino es absolutamente imprescindible en casi todo?
  • y es una jerarquía sin ganas de salir al exterior: los japoneses son los que peor puntuación sacan en tests de inglés entre los países desarrollados, el número de estudiantes en estados unidos se ha reducido a un tercio en los últimos años, etc. en un mundo globalizado no parece que encerrarse en su propia burbuja sea una alternativa, no?
  • falta de motivación de las nuevas generaciones: potenciada por la compleja maquinaria burocrática para conceder créditos financieros, que da siempre preferencia a mega empresas (aunque estén al borde del colapso) que a nuevas empresas con nuevas ideas. así, el clásico carácter innovador y emprendedor de los japoneses está desapareciendo y ahora la gran mayoría prefiere trabajar en la misma empresa toda la vida como un asalariado (sin objetivos, sin inquietudes, sin ilusiones) que montar su propia empresa.


no se atisba un futuro especialmente esperanzador para los nipones, no?

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada