hay posts más recientes

lunes, 7 de febrero de 2011

el encanto de nara (奈良)

lo que hace único a nara es....tachán, tachán.......que está lleno de ciervos. como suena. nara (奈良), que fue capital de japón en el siglo vii, es una pequeña ciudad de menos de medio millón de personas, pequeña, manejable, con mucho encanto...y llena de ciervos. por qué? pues porque según la leyenda del templo kasuga (y según wikipedia), el dios takemikazuchi llegó a nara a proteger la ciudad, e iba montado sobre ciervos blancos. así que desde entonces se sigue considerando a los ciervos sagrados, y se confía en ellos la protección de la ciudad.



pero además de ciervos, nara tiene templos (también declarados como patrimonio de la humanidad por la unesco). aunque a veces exagera un poco, y aunque yo muchas veces piense que la exageración viene de serie en la mayoría de los hombres; fernán dice que una vez que has visto un templo japonés los has visto todos.

yo simplemente le repito que no es así, que cada templo tiene sus momentos, sus rincones, sus luces y sus sombras que lo hacen único. y los de nara, enclavados en medio de un bosque cerrado, laberíntico, alternando el budismo con el sintoísmo, lo pequeño con lo grande, lo transitado con lo desierto....son simplemente espectaculares. quizá no los templos en sí, que puede que sean inferiores a los de kyoto, pero desde luego el entorno de nara es impresionante.




y, como alguna que otra vez, en ese entorno aparece un fogonazo de inocencia que nos deja a todos sin aliento.


4 comments:

Cris M. dijo...

ya echaba de menos este tipo de entradas ;)

isma.escobar dijo...

me apunto éste pa verlo..

isma.escobar dijo...

me apunto éste pa verlo..

isma.escobar dijo...

me apunto éste pa verlo..

Publicar un comentario en la entrada